No era la primera vez que Ingrid Valeriano presentaba en Mercedes Benz, pero en esta ocasión realmente se lució. Su inspiración y diseños reflejaron un gran talento. Aunque hubo un par de looks que parecían fuera de lugar, la unidad general de la colección fue visible.

Las modelos portaron prendas que asimilaban lienzos blancos, en los que se había plasmado la visión artística de un pintor. Sus dos obras maestras fueron, sin duda, un look de pantalón recto azul eléctrico, con un bustier estampado; y el look final, una túnica color carbón abierta de la cintura hasta el suelo, con los hombros descubiertos, acompañada de un pantalón que ardía en colores naranja, morado y amarillo. No me extrañaría ver ambos atuendos fuera de la pasarela y en las calles.

_MG_1174-copia_MG_1194-copia_MG_1205-copia_MG_1216-copia_MG_1225-copia_MG_1252-copia_MG_1259-copia_MG_1268-copia_MG_1275-copia_MG_1288-copia_MG_1295-copia_MG_1310-copia_MG_1322-copia_MG_1331-copia

Fotografía: Roberto Molina
Locación: Crowne Plaza